De la añoranza al suspenso: Las armas secretas


La trayectoria de Julio Cortázar no sólo se reduce a “Rayuela”, hay muchas opciones para explorar de este autor, entre ellas “Las armas secretas”

La narrativa de Julio Cortázar representa para muchos, todo un reto intelectual. “Rayuela”, su título más conocido, además de ser un reto, es un alimento al ego de quien pueda entenderlo en su totalidad. Julio es un autor sumamente complejo, al menos el más complejo que he tenido la oportunidad de leer. Sim embargo, el error que considero, muchos cometen al intentar leerlo es irse a “las grandes ligas” y leer su ópera prima sin antes conocer un poco más de su trayectoria como escritor. En esta ocasión no les reseñaré “Rayuela”, sino un libro del mismo autor e igual de extraordinario.

cortazar_final-del-juego“Las armas secretas” es un libro de cuentos publicado en 1959 (cuatro años antes que “Rayuela”),  que reune cuentos como “El perseguidor” -señalado como uno de los clásicos de Cortázar- o Las babas del Diablo” cuento con el que realiza un juego con los tiempos verbales bastante interesante. Es importante adelantar al lector que algunos de estos cuentos ya señalan la pauta que tomará Cortázar en su narrativa y que toma su apogeo en la famosa “Rayuela”.

biblioteca-julio-cortazar-n05-las-armas-secretas_MLA-F-134399349_2357

Un aspecto por demás interesante es su lenguaje, que puede ser desde muy sencillo hasta complicado y confuso, todo en un solo cuento, esto obliga al lector a implicarse por completo en la obra para poder entenderla a través de su juego de palabras y de tiempos verbales. Todos los cuentos son excelentes, (“El perseguidor” es señalado como uno de los mejores de toda su obra), pero en lo personal considero a “Las armas secretas” el mejor, debido al toque de suspenso que maneja y su final abierto a la interpretación de quién lo lee.

“Las armas secretas” es un libro que vale la pena leer, cada una de las historias dejan al lector con un sabor de boca diferente. Cortázar nos lleva de la mano a viajar a las culpas del pasado hasta la angustia de una experiencia traumática que tal vez esté por repetirse, pasando por la visión del éxito, que mientras para algunos es lo máximo, para otros no es más que algo efímero y sin valor alguno.

La narrativa de Julio Cortázar es sin duda complicada, pero a la vez tiene ese toque de misterio que, como ya mencioné antes obliga al lector a formar parte de la historia. Sin necesidad de finales felices o tristes, en eso radica la esencia de “Las armas secretas”, en que al final el público tenga la última palabra, cada quién imagine sus propios finales y de sus propias interpretaciones al libro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s