Buenas historias, malos actores

El curioso caso de Benjamin Button

Cavando en mi memoria, me es prácticamente imposible recordar el nombre de alguna película romántica actual que haya logrado sacarme algún sentimiento o incluso lágrima –quienes digan que “3 Metros Sobre el Cielo” es lo máximo, permítanme decirles que a mi parecer se encuentran en un error gravísimo-. Les aclaro que cuando digo “actual” me refiero a un lapso de tres años aproximadamente, ya que puedo decirles con seguridad, que hace cuatro un filme que tal vez por su título en un principio no me pareció muy atractivo, al verlo quedé prendida completamente de la trama, por lo inusual y “curiosa” que resulta. ¿Su nombre? “El Curioso Caso de Benjamin Button”.

Del mismo creador de “Alien” “Seven” y “Zodiac” nació esta historia basada en  un relato de F. Scott Fitzgerald, quien a su vez se inspiró en una frase de la autoría de Mark Twain: “La vida sería infinitamente más alegre si pudiéramos nacer con 80 años y nos acercáramos gradualmente a los 18”. En esta frase se resume toda la trama del filme, “Benjamin Button”, personaje principal, de manera extraña nace con la apariencia y achaques de una persona de 80 años, sin embargo rejuvenece de forma gradual.

Benjamin Button

La historia, por supuesto, suena mucho a ficción, en cambio David Fincher realiza una gran labor al hacerla menos tediosa gracias al contexto en el que se maneja, pasando por momentos históricos importantes como el final de la Segunda Guerra Mundial, el ataque a Pearl Harbor y el huracán Katrina, dándole así un breve respiro al espectador, pero sin dejar de lado la historia de amor entre el protagonista y Daisy, quien –no está de más decirlo- llevaba un ciclo de vida completamente normal. Es este último aspecto el que poco a poco va dando vida a la trama.

benjamin-button-pitt

Si hay algo malo que encontrarle a tal historia definitivamente es la “actuación” de Brad Pitt, su interpretación durante toda la película fue plana e inexpresiva. Prácticamente la totalidad de los personajes murieron en la trama y él permaneció inmutable todo el tiempo. El papel carece de emotividad interpretativa, lo cual le resta demasiados puntos y hace poco creíble las contadas muestras de afecto que realiza hacia su madre, esposa e hija. Considero que la elección de Pitt como protagonista, tomando en cuenta su papel de “bad boy” en la mayoría de los filmes que ha realizado arruina por momentos la historia, la deshumaniza y la hace poco creíble para el espectador.

Por el resto del elenco y de la historia en general, puedo decir que “El curioso caso de Benjamin Button” es una película interesante y novedosa, alejada de la típica trama amorosa en la que todo es al estilo de “Romeo y Julieta”. El hecho de que la película se centre también en los tiempos históricos fue un buen recurso para desviar un poco la atención, dado el tiempo de duración de más de tres horas. Definitivamente de las pocas películas románticas que sale de lo habitual con buenos resultados.

Para finalizar les dejo una recopilación de imágenes de la película, en las que se puede observar claramente la evolución en retrospectiva del personaje principal, Benjamin Button.

Anuncios

Un pensamiento en “Buenas historias, malos actores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s